Arrivederci, 2017!

Hoy toca mirar atrás, como cada fin de año. Parece mentira pero ha pasado un año más, y yo ni me he enterado! Qué he hecho en estos últimos 365 días que me han pasado como del tirón? Pues mucho menos de lo que hubiera deseado...he de decirlo.

Ha sido un buen año, sin duda, ahora os lo contaré, pero lo dejo atrás con ganas, con ganas de que el siguiente sea un poco mejor, más brillante y digno de recordar. Cierto es que el 7 nunca ha sido mi número preferido...

2017 ha sido el año de...

...Mateo, y un montón de avances y primeras veces que han hecho que dejara de ser bebé y ya sea un niño, con carácter, pasión por su bici, y un montón de preguntas.

El año de cambiar cuna por cama, de empezar a dibujar, de las primeras pompas, los primeros amiguitos y los primeros castillos de arena.


Ha sido el año de Edimburgo. Mis pies por fin pisaron Escocia y solo he conseguido quedarme con ganas de más. Eso sí, no en 2018, que la próxima toca un verano al sol y no al fresquito británico.

El 2017 ha sido también el de descubrir sitios aquí cerquita, como Vilanova da Cerveira y la Illa de Arousa, que son dos paraísos. El faro de a Illa y su puesta de sol es uno de los lugares más increíbles que he visto nunca.

Peroooo...ha sido el año que menos libros he leído, que más días he estado de mal humor, que menos pelis he visto...que más he trabajado, que menos he descansado y que menos he visto a mi gente. Y eso no puede ser. 

Así que ...2018... allá voy! Va a ser mejor, yo voy a ser mejor y voy a estar más y mejor.

El 8 es mi número, no sé...me da en la nariz.

Feliz año nuevo, y que vuestros deseos se cumplan!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

Uta von Naumburg y la mala de Blanca Nieves.

En globo por la Capadocia