Impresiones de Marruecos

La bandera de Marruecos debería ser tricolor: azul como el cielo limpio, naranja rojiza como la tierra y verde como los palmerales... Porque esos son los colores del paisaje de Marruecos.

Palmeral de Nkob

Luego están los colores de la vida, de los pañuelos de las mujeres, de los turbantes de los bereberes, del te con menta, de las ensaladas multicolores, de los puestos en los mercados...

Ensalada típica en Ait ben Haddou

Mercado de Rissani

...de la arena del desierto...

Erg Chebbi

...de la luz del amanecer entre las dunas...



Marruecos, como cada viaje, me ha dejado un montón de sensaciones y colores en la retina. Y cómo no, ganas de volver.

Me encontré un país de gente amable, callejera y hospitalaria.

Mezquitas en las que un cristiano no puede (o no debe) entrar, al contrario que en Estambul.

Mercados donde encontrar hasta lo  más insospechado, y donde te puedes perder sólo con doblar una esquina.


El té a todas horas y como gesto de bienvenida, riquísimo, que no debes rechazar si no quieres ser un maleducado...

Sigo viendo y seleccionando fotos, esto es sólo el principio...

Comentarios

  1. Qué fotos y qué viaje y qué Marruecos, Morla!!! Amé Marrakech y cómo no fui a Rissani o al desierto??????? Claro que quiero volver, me lo debo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dublín + Howth: saboreando Irlanda.

15 años

En globo por la Capadocia