viernes, 20 de septiembre de 2013

Sicilia III. Trapani y Erice

Creo que la costa occidental de Sicilia fue, contra todo pronóstico, la que más nos gustó.

Más sencilla, más traquila y menos tomada por los turistas. 

Y uno de los pocos lugares donde pudimos contemplar una puesta de sol sobre el mar, como en casa. Al dia siguiente salíamos hacia el sur...


Trapani es la ciudad principal después de Palermo, y la usamos de campamento base. Es pequeña y agradable, llena de palacios y de encanto. Pocos turistas y mucho trapanés de verdad.


Es estrecha, con el mar asomando por ambos lados. Y allí mismo, con arena o sin ella, los trapaneses disfrutan de un buen baño con las horas de calor.


De noche las calles se animan, se abren las tiendas, y se iluminan los palacios...


...y el reloj astronómico del siglo XV.

En una colina a 500 m sobre el nivel del mar, está Erice, pueblo medieval con mucho encanto, al que se llega en funicular, totalmente recomendable, porque tiene unas vistas espectaculares. 


El viaje es silencioso, cadencioso, sólo se oye el viento que mece la cabina... una gozada!


Y aqui teneis la ciudad de Trapani, triangular, rodeada de mar y contemplando de frente las Egades, un archipiélago de aguas cristalinas que quedará para nuestra próxima visita a la isla...


Erice es un pueblito medieval con callejas, rincones pintorescos y 60 iglesias! Y catedral, por supuesto, que más parece una auténtica fortaleza...
 Y también en Erice está la pastelería más famosa de Sicilia, María Gramatico, donde, cómo no, asomamos la golosa cabecita para probar unas genovese, calentitas y llenas de crema...deliciosas! 


De nuevo, lo mejor, las vistas de la zona, desde allá arriba, con el viento en la cara... el mundo a tus pies...


Al dia siguiente comenzaba nuestro periplo por la isla en busca de las ruinas de la Magna Grecia. La aventura de alquilar un coche y sobre todo de conducir por Sicilia, que no es moco de pavo...

Pero esa es otra historia...

Ah, y si vais a Trapani, confiad en Gaspare de Pousada Noir. Nos trató muy bien, nos llevó hasta el funicular porque aquel dia no habia autobús, y tiene a la venta todos los billetes de autobus a Palermo y demás lugares. Muy, muy recomendable!

Feliz viernes!

1 comentario: