Entradas

¿Lo que deberíamos recordar?

Imagen
Deberíamos recordar muchas más cosas de las que recordamos. Dicen que el cerebro selecciona y se queda sobre todo con lo bueno, como una manera de sobrevivir. Pero hay cosas que no es que seleccionemos o no...es que por sistema (y por naturaleza) se olvidan: las cosas de los primeros años. 
Hay gente que dice que se acuerda de su primer día de guardería,  de momentos de cuando era bebé. Yo misma tengo recuerdos de la tortilla francesa con azúcar de la guarde, y de alguna anécdota puntual de aquellas épocas, sobre todo algún olor, algún sabor, supongo que eso que nunca volví a experimentar porque era fruto de un momento especial o extraordinario y que se quedó ahí congelado entre mis neuronas. Pero son recuerdos inconexos, generalmente imágenes fijas que no componen un discurso, solo están ahí congeladas. 
Hay algo más que sin duda pienso que deberíamos recordar para siempre: las primeras veces.


Y me refiero a las primeras veces de cosas tan normales como probar la carne por primera v…

Quintana

Imagen
No hay rincón que no me guste de esta Quintana, de Mortos e de Vivos.
No hay café más rico que el del Literarios.


No hay sol que más me preste que el de mediodía en esta plaza, bajo esta torre...



Ni lugar en el que la lluvia caiga con más majestuosidad.



Praza da Quintana, Santiago de Compostela.

Fronteras, identidades, símbolos y ganas de escribir.

Imagen
Hace unos días, me senté en mi sofá a gozar de un par de horas libres de auto regocijo, por aquello del festivo. Suelo dedicar mi tiempo sin juguetes ni "mira mamá" a ver qué pasa en el mundo y bucear por las redes... y en tres minutos leí tres noticias que me hicieron pensar, mucho. Y de pronto tenia que escribir algo, satisfacer esta vocación frustrada de columnista de opinión que a veces parece que tengo.

La primera noticia: David Bollero argumentando su escaso orgullo como ciudadano español en su columna de Diario Público. Que comparto absolutamente pero que tengo que matizar. Porque esta misma mañana hablaba yo de que, un año más, este 12 de octubre, tuve más bien poco que celebrar. Al menos, no de la manera en que se celebra en los círculos oficiales: ni la bandera, ni los galones militares ni la corona me hacen sentir orgullo de nada. No elegí ninguno y además creo que un país debe ser mucho más que unos símbolos. Es mucho más que esos símbolos. ¿Por qué hoy no se celeb…

Uta von Naumburg y la mala de Blanca Nieves.

Imagen
Hacía tiempo que no descubría una pieza de arte que me entusiasmara tanto. Mi anterior descubrimiento fueron las increíbles esculturas del cementerio de Staglieno, en Génova, que os traje en este post, llenas de dramatismo y muy decimonónicas.
Lo de hoy es otra historia.
Desde hace un tiempo estoy trabajando con obra escultórica medieval en piedra, el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago. Es un trabajo increíble y cada día descubro un detalle más de él que me hace valorarlo y admirarlo aún más, si es que aun es posible. Y andando yo en estas lides, me decidí a buscar ejemplos escultóricos medievales en piedra por la ancha Europa, en piedra policromada a ser posible para poder comparar. Y salió esta buena mujer que me dejó encandilada:

Uta von Naumburg, escultura del maestro de Naumburgo, en la catedral homónima, Alemania.
Esto es escultura en piedra policromada del siglo XIII...y yo no la conocía!

Me parece preciosa por la riqueza de detalles, el color que aun conserva, seg…

A veces...

Imagen
A veces necesitas que alguien te lea el pensamiento.
Que venga y te diga exactamente esas palabras que necesitas...
...que te ponga esa canción que quieres oír...


...que te proponga el plan que sueñas pero que no te atreves a pedir...

...que te saque la sonrisa que llevas todo el día guardando en algún rincón...

...que deje todo por ti, por estar contigo, por una tarde...
...que sepa exactamente lo que más deseas y lo haga realidad...



Todos tenemos esos días, verdad?


Lo mío no es la cocina.

Imagen
No entiendo por qué me sigo empeñando en cocinar. Si no me gusta! Nada. Es más, lo odio. 
Pero aquí sigo, empecinada en hacer algo en la cocina para mis chicos, ya que estoy de vacaciones y paso algo de tiempo en casa, y así me luzco. Y además pongo en uso el tan útil libro de A Cociña de Larpeiros que muy sabiamente me regalaron los de casa cuando empezamos esto de nuestra vida juntos, porque ya veían de qué pie cojeaba yo. 


Y porque internet es muy mala, pero mucho. Y me pone delante cada día esas preciosas fotos que alguien un día decidió llamar de "still life", de maravillosos platos perfectos, cocinados en la cocina perfecta y con los colores perfectamente combinados... tanto que dicen "cómeme" y sobre todo dicen"cocíname", haciéndome pensar que la cocina es algo fácil y sobre todo, divertido. ¡¡Divertido, señores!!...nada más lejos.
El caso es que el día que decido cocinar, yo lo hago con todo el convencimiento, me levanto como con superpoderes y m…

Un paseo por Edimburgo.

Imagen
Por fin he pisado suelo escocés! No preguntéis por qué pero me lo pedía el cuerpo...yo creo que quizás William Wallace tenía algo que ver en ello...
Encontramos fresco y lluvia, y cielos cubiertos casi cada día...pero también una ciudad muy viva y muy abierta al turismo. Pequeña, acogedora y segura...
Así vi yo Edimburgo:

El imponente Castillo que lo domina todo y que descansa sobre un antiguo volcán. Esta es la primera foto del viaje, así nos recibió la ciudad.

Victoria Street, poniéndole color al casi permanente gris escocés.


Jardines de Princes Street en las pocas horas de sol que tuvimos. Nosotros, y media ciudad, nos tumbamos en la hierba a ver pasar las nubes sobre nosotros y a tostarnos al sol del norte.

Y a tomar un cafecito rico!

Portobello Beach, la playa de Edimburgo, desierta en pleno verano pero con un enorme paseo que recorrer y terracitas en las que descansar y ver el mar.

Mar abierto al fiordo y a los vientos del norte.
Y terrazas, de esas dignas de Instagram, como la d…