miércoles, 15 de marzo de 2017

Bartolini: Maternidad


Bartolini: Maternidad.
Rijksmuseum. Amsterdam


Porque es esa gran desconocida de la que nadie te cuenta todo nunca, ni aunque pongan todo el empeño.

Porque te hace aprender tanto de la vida y de ti misma que pareces otra.

Porque es un reto diario que hay días que crees que no vas a superar.

Porque es el para siempre más rotundo que dirás en tu vida. Y al que no querrás renunciar nunca.

Porque nunca pensaste que no tendrías tiempo ni para darte una ducha de 5 minutos sin interrupciones.

Porque no siempre sabes si lo estás haciendo bien...y nadie te va a contestar la pregunta.

Porque un abrazo de esos brazos pequeñitos es lo más tierno que sentirás jamás.

Porque nunca tu vida estuvo tan patas arriba, para bien y para mal.

Porque es la montaña rusa más alucinante a la que te subirás, descubriendo sensaciones, sentimientos y actitudes propias y ajenas que no sabías que estaban ahí.

Porque llorarás a pleno pulmón de impotencia, pero también de amor, de felicidad y de celos incomprensibles.

Porque habrá días horribles en los que te replantearás las decisiones tomadas, y otros tan magníficos que desearías quedarte a vivir en ellos.

Porque ser madre es duro, y quien te cuente lo contrario miente.

Por todo esto y mucho más, no hay pedazo de mármol suficientemente grande y robusto para representar y hacer justicia a la MATERNIDAD. 

Bartolini lo intentó. Y no le quedó mal del todo.

jueves, 2 de marzo de 2017

Cementerio de Staglieno

Y tanto buscar ángeles caídos, encontré maravillas que no puedo dejar pasar. 

No soy de elogiar cementerios, la verdad. Sí que es cierto que le tengo ganas a un par de tumbas, aunque dicho así suene raro... por aquello de que son gentes conocidas y famosas; que me encantó el cementerio de Glasnevin en Dublín, y que el cementerio de High Gate en Londres lo tengo pendiente sobre todo después de leer Una inquietante simetría. Pero tampoco es que vaya con los cementerios marcados como destino turístico. Viendo lo que os voy a enseñar podéis deducir que mis prioridades han cambiado.

Porque este tengo que verlo si o si.


El cementerio de Staglieno, en Génova.


Tengo que ir y gastar carretes y carretes en él. como sea. O más bien gigas y gigas...


Se respira dolor y tragedia en cada esquina. 

Pero también arte, siglo XIX y neogótico a patadas. Efectismo, drama y romanticismo... 


No me digáis que no os perderías en él!


Y os quedarías más de piedra que las esculturas de este cementerio, que más que de mármol parecen de carne y hueso.

La mayoría son obra de un tal Giulio Monteverde, entre ellas este ángel, que se llama así, ángel de Monteverde y que es la pieza más famosa del cementerio, y con razón. Fijaos en la postura indolente, las telas, el gesto de la mano... 


Mirad esa cara...


Lo dicho, que tengo que ir!

Vosotros no? 

viernes, 17 de febrero de 2017

El otro Ángel Caído

Me dedico a buscar ángeles caídos. Así, como suena. 

Ya he hablado alguna vez de lo que me encanta la escultura del Retiro, de Madrid, de Bellver. Esta misma...


... y de que es uno de los dos únicos ejemplares que hay en el mundo de escultura pública dedicada a Lucifer, junto a otro de Turín sobre el que hay muchas dudas.

Me encanta su fuerza, su dolor...y esa idea de ser angélico despojado de su poder... no sé, es hasta sexy...

Así que el otro día decidí buscar más. Y me encontré con esto:


Otro ángel caído, cierto. Pero no expulsado. Es mucho más prosaico: se ha caído desde el cielo, como si hubiera tropezado, y ha ido a estrellarse sobre la azotea de un edificio también de Madrid. 


La obra se llama "Accidente aéreo" y es de un escultor madrileño apellidado Beato, curiosamente, y me ha impactado. Aunque puede que en realidad no tenga nada que ver con la "mitología" angélica según dice su autor, pero a mi me gusta por osada y por ganas de provocar.

La próxima visita a la capital del Reino no me la pierdo!

sábado, 11 de febrero de 2017

La Banda Sonora de mi vida

Me encanta descubrir personajes en la radio. Es decir, cuando entrevistan a alguien y solo oyes su voz y sus suspiros o sus risas... y lo moldeas a tu manera, lo imaginas como quieres. Es cierto que luego, a veces, buscas su imagen en internet y no siempre es lo que esperabas...

Otras veces, aunque conoces a un personaje público, la entrevista radiofónica te lo redescubre... Hace unos días entrevistaron a Rosa Montero, de la que tengo muy pendiente leer algo, y me encantó como mujer y como ser humano. Y la entrevista era un recorrido por su vida a través de cinco canciones de su banda sonora. Me parece una forma muy interesante de conocer a alguien.

Así que me propuse hacer mi lista. Por si alguien pregunta alguna vez. Y he de decir que no ha sido fácil:

1. Forever Young, de Alphaville. Y su versión discotequera de los años 90.



Oigo los primeros acordes y se me ponen los pelos como escarpias, he de decirlo. No sé por qué me conquistó la versión bailable, y luego descubrí la versión original de Alphaville en un vinilo que me prestó el DJ de la discoteca a la que íbamos con 15 años. Creo que para los que me conocen esta es mi canción, casi podría apostarlo.

La versión de Youth Group de hace unos años para el anuncio de un coche es soberbia, casi tanto como la original. Pero bueno, el mérito es de Alphaville sin duda.


2. Papá cuéntame otra vez. Ismael Serrano. 



Mi primer año de carrera. Tengo que decir algo más? 
Nuevos amigos, nueva vida, lo que aprendimos, las fiestas, el espíritu reinvindicativo... todas esas sensaciones y mi amigo Marcos, no sé por qué. Supongo que también le gustaba, no lo recuerdo exactamente, pero es muy probable porque también es un sentimental.
Éramos jóvenes y libres. 

3. Canción de los planetas. Enrique y Ana.


Es evidente que esta tenía que estar aquí. La canté hasta la saciedad de niña, me aprendí los planetas casi antes que mi nombre completo... es un decir. La astronomía siempre ha estado ahí en mi vida, recordándome lo pequeños que somos. Y además, le dio nombre a este blog. Ahora no me llega el momento de enseñársela a Mateo.

4. I was born to love you. Queen.



Porque sin proponérnoslo se convirtió en "nuestra" canción. Y desde entonces me recuerda a él. Y ya van casi 20 años y no me canso de escucharla. Una declaración de amor en toda regla pero sin ese aire melancólico y lento que suelen tener. Una canción de amor diferente. La nuestra.

5. One thing, de One Direction.


Porque todos tenemos una época ...digamos...rara en nuestras vidas. La mía terminó cuando descubrí a estos chicos, no con su descubrimiento en sí pero si en la misma época. Fue como un resurgimiento, como dejar atrás una época oscura y abrir la puerta a esta en la que estoy, brillante, plena, feliz y tranquila. 
Recuperé ganas, sonrisas, cafés... me volví a acercar a mis amigas y volví a la música y dejé un poco la radio y sus partes de noticias deprimentes. Y empecé a escuchar a One Direction a todas horas, si, con treintaytantos...
Esta es la canción que más me gusta de ellos, porque es alegre, desenfadada  y porque sale Londres en todo su esplendor. No se le puede pedir más...


Bueno, y faltan mil que han llenado mis horas. Dejar la selección en cinco me parece muy difícil. Pero lo he intentado. Añadamos a estas mucha Vetusta Morla, mucho Xoel López, algo de música clásica que nunca falta, Keane, Izal, Amaral ...en fin, que la música está siempre presente, esto sólo son instantes.

Creo que haré sucesivas entregas...

domingo, 29 de enero de 2017

Pedacitos de literatura I

He cogido el buen hábito hace un tiempo de marcar los libros. Alguno pensará que es un sacrilegio, a mi me encanta. Sobre todo cuando vuelvo a ellos y encuentro rápidamente aquella frase que me gustó, esa combinación de palabras perfecta...porque hay quien sabe decir las cosas con palabras nuevas, de forma que uno nunca las diría, y me encanta descubrir esas cosas y enriquecerme.

También hay gente verdaderamente graciosa, y otros que dicen exactamente lo que tú piensas...pero mejor escrito...

Aquí va un puñadito de maravillas:


"Aquel día el fantasma de Gaudí esculpía en el cielo de Barcelona nubes imposibles sobre un azul que fundía la mirada."

Carlos Ruiz Zafón. Marina


"Todos tenemos un secreto encerrado bajo llave en el ático del alma". 

Carlos Ruiz Zafón. Marina



"Tenía una sonrisa que llovía sobre el mundo como un aguacero irisado de sol"

Muriel Barbery. La vida de los elfos


"Crecemos leyendo cosas de piratas, de vaqueros, de naves espaciales y cosas así, y cuando te crees que el mundo está lleno de todo eso, van y te dicen que en verdad son todo ballenas muertas, bosques talados y residuos nucliares por ahí sueltos durante un millón de años. Para eso no vale la pena crecer, mira tú por donde."

Pratchett y Gaiman. Buenos presagios


"Avanzó hacia mi con Hiroshima en el ojo derecho y Nagasaki en el izquierdo."

Amelie Nothomb. Estupor y Temblores 


"Y entonces sus labios se posan sobre los míos, estamos ardiendo y abrasamos el mundo."

Dos hombres y un niño. T.J.Klune


"No me sorprende que las mujeres hayamos estado tanto tiempo oprimidas por los hombres, pienso restregando mis bragas con un cepillo de uñas y un jabón de brea en el cuarto de baño. Quitar la sangre seca del algodón es un coñazo. Estábamos tan ocupadas frotando y frotando que no pudimos hacer campaña a favor del voto femenino hasta que aparecieron las primeras lavadoras". 

Caitlin Moran. Cómo ser mujer


Prometo sucesivas entregas, tengo muchas esquinitas dobladas en mis estanterías...

Feliz domingo!

domingo, 22 de enero de 2017

Anne Fisher

El padre de la criatura tiene toda una columna "en propiedad" en el instituto. Está en el vestíbulo y en ella deja impreso el nombre de una mujer cada quince días. Para que los alumnos aprendan cosas, y esas mujeres tengan visibilidad y sus vidas sean conocidas por los chavales. Son sus "Mulleres na Historia" que fielmente va sacando del anonimato cada curso.

A veces encuentro algún nombre que vale la pena, inspirador, que no conocía y se lo recuerdo, o se lo descubro directamente. Y pasa a ocupar durante quince días la columna del vestíbulo.

El último nombre que he descubierto es Anne Fisher. Supongo que cuando llegue de nuevo el turno de la F, esta mujer tendrá el honor de ocupar su lugar.



Anne Fisher es la primera madre astronauta de la Historia. Visto con los ojos de hoy en día quizás parezca poco relevante, pero si lo vemos con los ojos de su época, todo adquiere la perspectiva correcta, y se convierte en un mito: subió al espacio en 1984 con 35 años y dejando dos niños en tierra. Fue su único vuelo espacial pero la llevó a las páginas de la Historia.

Esta foto fue publicada en la revista Life en mayo de 1985. Y me parece increíble, hermosa y llena de fuerza, como ella. La convirtió en un icono.

Porque seguir con tu carrera hasta lo más alto es duro. Tienes que sacrificar muchas cosas. Y siendo madre aun más. Y en los años 80 aun más. 

Ser madre te cambia por dentro, irremediablemente, y al tiempo te hace más fuerte y más luchadora. Pero también más vulnerable, porque esa criatura pasa a ser tu mayor debilidad. 

196 horas de vuelo en una misión tripulada de la Nasa, con dos criaturas viéndote marchar, sabiendo que igual no vuelves pero sintiéndote al mismo tiempo la persona más realizada del mundo por aquello que has logrado?

Anne Fisher se merece con creces sus quince días en la columna de ese instituto!

viernes, 13 de enero de 2017

Inmortales

Necesitáis inspiración a pesar de ser viernes?


Eduardo Galeano:

Yo la he encontrado en esta frase. A veces es tan simple pero tan maravilloso el uso de las palabras...

Me apetece dejar de ser mortal por un rato...a vosotros no?

Feliz viernes!

miércoles, 11 de enero de 2017

Lecturas: Mecanoscrito del Segundo Origen

A esta novela le tenía verdaderas ganas desde hace tiempo, más o menos desde el instituto. Creo que figuraba como lectura recomendada en Lingua Galega, algo que a mi se me antoja hoy en día como un alarde de modernidad, si nos fijamos en las pocas novelas que se traducen en pleno 2016. Pero este se tradujo, hubo 10 ediciones en gallego de hecho, así que yo lo conozco como el Mecanoscrito da Segunda Orixe

Es de Manuel de Pedrolo y es Ciencia Ficción del año 1974. Todo un clásico.

Tenía una idea aproximada del tema y poco más. Así que le hinqué el diente este año gracias al fenómeno electrónico. Y tengo mucho que decir.


Esta es la sinopsis.

Una mañana, Alba, una adolescente de catorce años, se lanza sin dudar a una esclusa para salvar de morir ahogado a Dídac, un niño mulato que acaba de ser víctima de una brutal paliza que ha acabado por dejarlo inconsciente.
Cuando salen a la superficie, ambos chicos se encuentran con un panorama aterrador: la humanidad ha sido arrasada por unos grandes platillos voladores, las casas han sido destruidas, todos los mamíferos han sido aniquilados...
Tras la impresión inicial, Alba y Dídac se dan cuentade que el futuro de la Tierra está en sus manos. Pronto empiezan a tomar medidas para hacer renacer de sus cenizas al planeta y evitar que se pierda todo el conocimiento almacenado hasta la fecha: salvan libros, aprenden medicina, mecánica... hasta reconstruir de nuevo el mundo y convertirse en los padres de una nueva civilización: el principio de algo nuevo y mejor.

Me enganchó muy fácilmente, Pedrolo escribe claro y la acción no cesa. 

Se plantea ante tus ojos un mundo arrollado por una fuerza alienígena que solo se intuye, y la desolación es tan grande que casi te imaginas el silencio de ese mundo sin mamíferos y poblado solo por dos seres humanos, y en donde han desaparecido hasta los ruidos de fondo.

La idea de un nuevo génesis está planteada desde el título, pero cómo asumen ese papel de Adán y Eva y la responsabilidad de poblar de nuevo el mundo... hacen pensar. Y todas eses reflexiones sobre la felicidad a pesar de saber que están solos...

Y la desazón del último capítulo, la soledad y el futuro que se intuye entre las lineas me removió por dentro...

Lo recomiendo muy mucho. 

No sé cómo lo habría visto si lo hubiera leído con 15 años, pero con 38 me ha dejado pensando, lo puedo asegurar.

Lo habéis leído? Pensáis como yo?